De cuando Carmen Alcayde nos trajo a Loles León y a doña Letizia

2

Nuestra invitada de esta semana es una fuerza de la naturaleza. Es una de esas mujeres que no deja indiferente a nadie. Carmen Alcayde no solo lleva años acompañándonos desde la televisión, sino que se ha convertido en una especie de familiar al que siempre tienes ganas de ver. Es como esa tía guay que te deja dar un sorbo de su copa o te regala de extranjis tu primer pintalabios.

Cuando llega a la grabación ya estamos preparados para comenzar con el programa. Carmen, encantadora como siempre, saluda a todo el mundo antes de comenzar. Cuando se sienta en su sitio da buena cuenta de las chuches que nuestros amigos de Aloft Madrid Gran Vía ponen a todos los invitados. Lanzamos cabecea y damos paso a su corte de introducción. Recuerda cada extracto que hemos rescatado, sabe de dónde es cada entrevista y no deja de darnos las gracias por condensarlo todo en su bienvenida.

 

Hablamos con ella del mítico ‘Aquí hay tomate’, de la Pantoja, de cuando compartió clase con la Reina Letizia en un master. De doña Letizia recuerda que era una mujer diez, absolutamente brillante y también que estaba recién llegada de pasar una temporada en México y hablaba con un ligero acento. Carmen se sorprende y ríe divertida al descubrir que Jorge Javier Vázquez será el primer tronista gay de ‘Mujeres y hombres y viceversa’.

Cuando llega el momento de bucear en el móvil de nuestra invitada Carmen se mete en el juego de lleno y terminamos charlando un rato con Loles León que nos cuenta que si todo va bien este verano se subirá a los escenarios con un espectáculo para ella sola. Si Carmen es una fuerza de la naturaleza, Loles es un huracán categoría cinco. La Andújar y yo nos miramos mientras la Alcayde habla con la León sabiéndonos afortunados de estar viviendo eso en directo.

 

Llegamos al final y el broche de oro es una sorpresa para Carmen. David Valldeperas le ha dejado un mensaje de esos que te ponen a bien con la vida. En el mensaje, una promesa de poder realizar un gran proyecto que la pandemia les robó. No conseguimos sacar prenda de qué se trata. Nos despedimos y nos quedamos de cháchara otro buen rato, Carmen nos pide las chuches sobrantes para sus peques y se va dejando los estudios centrales de ¡Menudo Cuadro! patas arriba. ¡Carmen, vuelve cuando quieras! Si aun no habéis escuchado su visita, aquí la tenéis.