Cuando restaurar una obra de arte

Cuando restaurar una obra de arte
Contenidos de este artículo

    Restauración de arte

    2La bibliografía existente aborda los conceptos de la restauración y las técnicas utilizadas antiguamente sólo de forma ocasional, o bien las trata de forma secundaria. La información sobre el tema se encuentra a veces en informes publicados con motivo de un determinado tratamiento o, más frecuentemente, como parte de una polémica surgida de la interminable controversia que rodea a la limpieza de los cuadros.

    5 En los círculos profesionales, la investigación histórica siempre se ha visto con escepticismo y se le da poca credibilidad. No obstante, se tiene la impresión de que en los archivos no faltan registros y listas interesantes que probablemente han sido descuidados o pasados por alto por los investigadores debido a la simple falta de curiosidad. Las instituciones públicas cuentan con enormes colecciones de arte. Casi todas las mejores pinturas y esculturas se encuentran ahora en museos o iglesias u otros edificios públicos. Algunas de estas obras fueron encargadas por las instituciones que aún hoy las poseen, otras fueron adquiridas hace mucho tiempo. Por ello, su conservación ha sido objeto de informes escritos. Es cierto que estos documentos tienen a veces un carácter básicamente administrativo, pero a menudo también contienen información valiosa sobre los sucesivos tratamientos realizados en la obra en cuestión.

    ¿Hay que restaurar el arte?

    Ventajas de restaurar su arte

    La restauración de obras de arte también ayuda a aumentar su valor, por lo que puede ser una buena inversión si piensa vender el cuadro. También puede ayudar a prolongar la vida de la obra de arte, invirtiendo el proceso de desvanecimiento y deterioro con el paso del tiempo.

    ¿Afecta la restauración al valor de un cuadro?

    "La restauración es una parte importante de la determinación del valor", dice Zema. "Si se restaura correctamente, no hay pérdida de valor. Pero hay que tener en cuenta la calidad de la conservación y la cantidad de daños; todo entra en juego para [afectar] al valor".

    ¿Qué significa la restauración en el arte?

    La restauración de obras de arte, por el contrario, denota la reparación o renovación de obras de arte que ya han sufrido daños o deterioro y el intento de devolver a esos objetos una apariencia cercana a la original.

    Ejemplos de restauración de arte

    ¿Sabía que sólo un 3% de los objetos del Museo Nacional de la Guerra del Pacífico están expuestos en un momento dado? Los artefactos que usted ve expuestos representan sólo una pequeña muestra de las colecciones del museo. La mayoría de los artefactos del museo se guardan en un almacén seguro y climatizado donde se pueden preservar para las generaciones futuras.

    El almacén climatizado protege los objetos del museo de amenazas ambientales como la humedad, el moho, la luz intensa, los cambios de temperatura extremos y los insectos. Estas amenazas ambientales pueden dañar los artefactos con el tiempo.

    Por desgracia, mantener un artefacto en un lugar seco y oscuro no siempre es suficiente para garantizar su conservación. Algunos tipos de artefactos pueden volverse inestables, incluso si se almacenan en condiciones ideales. Estos artefactos inestables pueden necesitar un proceso especial conocido como conservación. Un conservador de artefactos utiliza una serie de procesos técnicos para detener o ralentizar el deterioro.

    La conservación no es lo mismo que la restauración. La restauración trata de devolver un artefacto a su estado original. En cambio, la conservación intenta preservar un artefacto en su estado actual. Ambos procesos tienen sus pros y sus contras. La restauración permite al espectador ver el aspecto original del objeto. La conservación permite ver el desgaste que ha sufrido el objeto a lo largo de su vida. Este desgaste forma parte de la historia del artefacto y puede servir como prueba de su uso. Imaginemos un casco dañado en una batalla. La restauración devolvería el casco a su estado anterior a la batalla. La conservación preservaría el casco en su estado dañado por la batalla.

    Polémica por la restauración de arte

    Las obras de arte añaden un toque de sofisticación y estilo a una casa, pero pueden empezar a restarle importancia si se desvanecen y pierden su calidad original. La solución es restaurar las obras de arte, pero ¿merece realmente la pena el coste y el esfuerzo de hacerlo? Nosotros creemos que sí. Pero veamos los pros y los contras de la restauración de obras de arte y todo lo que hay que tener en cuenta a la hora de decidir si se restaura o no.

    Los cuadros y las estatuas se degradan con el paso del tiempo, sobre todo si no se guardan o exponen adecuadamente. Las pinturas pueden desteñirse por la luz del sol, rasgarse al manipularlas y desgastarse por el polvo y la suciedad de la superficie del cuadro. Cuando esto ocurre, un conservador profesional puede restaurar el cuadro para que se parezca más a su estado original. Esto puede implicar la eliminación de manchas, la reparación de daños, la restauración de los colores y la reparación de la pintura agrietada o perdida.

    Cuando se restaura el arte, se puede volver a disfrutar de él en su estado original. Esto puede ser especialmente importante si la obra de arte tiene un significado sentimental para usted o si es valiosa en términos financieros. A propósito, la restauración de arte también ayuda a aumentar el valor de la obra, por lo que podría ser una buena inversión si piensa vender el cuadro. También puede ayudar a prolongar la vida de la obra de arte, invirtiendo el proceso de desvanecimiento y deterioro con el paso del tiempo.

    Cuando restaurar una obra de arte online

    ¿Se imagina un mundo en el que no existieran los frescos de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel? ¿O que desapareciera el famoso Guernica de Picasso? ¿Y si nunca pudiéramos maravillarnos con las magníficas fotografías de fauna de National Geographic?

    Esto es simplemente imposible. Como dijo John Lubbock: "El arte es, sin duda, uno de los elementos más puros y elevados de la felicidad humana. Entrena la mente a través del ojo y el ojo a través de la mente. Como el sol colorea las flores, así el arte colorea la vida".

    Pero incluso algo tan poderoso como el arte tiene su debilidad. El estado físico de una obra de arte puede ser cuestionado, sobre todo por el paso del tiempo. Aun así, no tenemos que aceptar un no por respuesta gracias a diferentes herramientas y técnicas. Fíjese en la Mona Lisa, por ejemplo: ¡hemos sido capaces de mantenerla viva durante siglos! No podría haber llegado tan lejos sin la ayuda de la restauración y la conservación.

    El tiempo pasa factura, pero la restauración y la conservación pueden ayudarnos a custodiar con seguridad obras irremplazables, ya sea una pintura, una escultura o una fotografía. La restauración significa devolver a una pieza su forma original, con la estética como principal objetivo. Por otro lado, la conservación incorpora técnicas interdisciplinarias y análisis científicos e históricos para preservar y archivar los objetos para el futuro.

    Cuando restaurar una obra de arte

    Soy Luis Garcia amante de las artes y de las buenas pinturas. En este espacio digital te brindo un contenido especializado en arte, pinturas, cuadros y todo lo relacionado al mundo de las artes.

    Otros artículos que pueden ser de tu interés

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies Mas info

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
    Privacidad